Los beneficios del Yoga

yoga y pilates Ópalo

05 Jul Los beneficios del Yoga

La palabra española “yoga” proviene del sánscrito (lengua clásica de la India), que significa unión. Por tanto el yoga es la disciplina que trabaja en el ser humano de forma conjunta el ámbito físico, mental y emocional.

El yoga se originó en la India hace al menos treinta y cinco siglos y tiene como objetivos generales: alcanzar la unión entre el alma humana y lo divino, nos muestra que el yo es espiritual y no material. Y nos otorga un bienestar completo a todos los niveles.

El Hatha yoga es el más practicado en todo el mundo. Se trata de un sistema de posturas físicas cuyo propósito es lograr que el cuerpo esté apto para la meditación, entre otras cosas, ya que las asanas generan serenidad física y paz mental.

Sus beneficios son muy numerosos, su práctica diaria nos hace centrar la mente y estar en calma para luego desear y actuar desde ese nivel profundo de la inteligencia, alcanzando en consecuencia la experiencia de una salud óptima y una felicidad completa.

A través del yoga vivimos con mayor consciencia, es decir, vivimos con la responsabilidad de que somos dueños de nosotros mismos, en este plano, ésta es la única vida que tienes, por ello has de vivirla con plenitud, cuando no vives de forma consciente, tu conducta puede ser inadecuada y no te das cuenta como tú mismo te saboteas con enfermedades, soledad o relaciones conflictivas, por lo tanto con dicha actividad mejoran tus relaciones y aumenta tu energía.

El yoga nos ayuda a desarrollar la consciencia corporal, y esto te permite sentir lo que sucede en tu cuerpo, reconociendo las señales que te envía. Nos enseña a cuidarlo, valorarlo más y mejor para prevenir enfermedades, haciendo un uso correcto del mismo.

También alivia las tensiones físicas producidas por la mente y las emociones negativas. Nos hace saborear la paz interior, ya que en el equilibrio entre el cuerpo y la mente está la armonía en la que todo fluye.

Aprendes a respirar (es tan involuntario, que a veces no somos conscientes), mejoras la flexibilidad y la postura corporal. El yoga a su vez mejora el sistema inmunológico porque estimula los sistemas endocrino, digestivo, circulatorio y nervioso, mejorando su funcionamiento, y de esa forma vivimos agradeciendo la salud.

La concentración en los detalles concretos del estiramiento y el equilibrio, influyen en la persona a centrarse en el momento presente dejando atrás todo tipo de preocupaciones.

Hace que nuestro envejecimiento sea más lento, ya que previene enfermedades relacionadas con el estrés. También nos ayuda a tener unos huesos más fuertes, y beneficia al sistema cardiovascular ayudando a tener un corazón más sano, sin nombrar muchos otros beneficios.

En definitiva, la práctica del yoga es determinante para que el estado físico en general mejore o se mantenga en la salud, y la mente se calme o permanezca en la quietud.

Además a través del yoga puede ser muy enriquecedor aprender a integrar cuerpo, mente y espíritu gracias a la meditación.

A través de esta actividad milenaria, holística y presente en nuestros días como algo aceptado en la sociedad occidental, beneficioso para el ser humano y demostrado científicamente, nos es posible alcanzar lo que sería el objetivo máximo, a saber, la unión entre el yo pensante y el yo superior para que la alegría sea constante y la felicidad perdurable.