Beneficios de los cuencos alquímicos

concierto de cuencos alquímicos en Yoga Ópalo

15 Ene Beneficios de los cuencos alquímicos

Fabien Maman es el padre fundador de la terapia vibratoria con sonido:“Descubrí que el sonido acústico tiene el poder de cambiar la forma y el color de las células sanas, de acuerdo con la nota y el timbre del instrumento que se toca”.

Los cristales de cuarzo pueden vibrar u oscilar de una forma regular y tienen una estructura molecular interna en espiral (muy similar a la del ADN). Esto hace que los cuencos de cuarzo tengan unas propiedades sonoras únicas. Producen una onda sinusoidal pura y crean un sonido multidireccional que se expande hasta un kilómetro de distancia y que puede durar varios minutos antes de extinguirse. “El sonido parece que va a un oído, luego al otro, luego detrás, más tarde parece que viene del suelo. ¡Es un sonido envolvente natural!“, dice Gaudry Normand. Este sonido pasa a través de nuestro cuerpo y nos hace vibrar.

Las vibraciones producidas por los cuencos de cuarzo activan nuestras células y penetran profundamente en todo nuestro ser.

El trabajo con los Cuencos de Cristal añade a las propiedades intrínsecas del cuarzo la emisión de potentes frecuencias sonoras que hacen vibrar nuestro organismo y lo equilibran.

Su sonido afectará de una manera global al individuo, equilibrando primero su cuerpo energético y los chakras (centros de energía) y limpiando el campo áurico. La vibración repercute en la columna, que actúa como un poderoso vehículo de resonancia, y se extiende a través del sistema nervioso a nuestras células, tejidos y órganos.

La potente vibración de los Cuencos estimula las neuronas a realizar sus conexiones, lo cual influye en la capacidad cerebral y el desarrollo de la conciencia.

Los Cuencos de Cuarzo tienen la facultad de conducirnos a otros estados de conciencia, lo cual está posiblemente relacionado con la estimulación de las conexiones interneuronales.

Las ondas del sonido producido por los cuencos de cuarzo inducen a un estado de una gran relajación (estado alfa y zeta); llevan a la mente a un estado de calma que tanto necesita el hombre moderno. El sonido de los cuencos conduce a la conciencia a un viaje interior, a un sentimiento de plenitud y vacío. Lo que los maestros zen llaman “llenarse de vacío”. Nos inducen hacia el Silencio Interno El sonido de los cuencos de cuarzo y alquímicos evita el ruido mental, actúa sobre las tensiones musculares, armoniza emociones, mejora nuestro estado de ánimo, equilibra los hemisferios cerebrales y nos lleva a experimentar diferentes estados y niveles de conciencia. Conectando con su vibración, nuestro sistema de Chacras se equilibra y también se impulsa la actividad
de la energía Kundalini.

La mezcla de cuencos de cuarzo y alquímicos nos hace reconectarnos con nuestro Sol Central y con nuestra Madre Tierra.